Boletín Neumosur
neumonews
Boletín digital de NEUMOSUR
Dec2016#12
La Entrevista

La neumología pediátrica. Entrevista al doctor Anselmo Andrés Martín

[31.12.2016]

Calificación

Experto en neumología infantil, Anselmo Andrés Martín, perteneciente a la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (NEUMOSUR) lo tiene claro. “Hay dos medidas muy eficaces para prevenir las infecciones respiratorias en los niños: la vacunación frente a los gérmenes que las producen y evitar el tabaquismo pasivo”. 

Enfermedades neumológicas en Andalucía

Las vacunas y evitar exponer a los niños al tabaquismo pasivo reduce las infecciones respiratorias

Experto en neumología infantil, Anselmo Andrés Martín, perteneciente a la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (NEUMOSUR) lo tiene claro. “Hay dos medidas muy eficaces para prevenir las infecciones respiratorias en los niños: la vacunación frente a los gérmenes que las producen y evitar el tabaquismo pasivo”.

“Desde que se incorporara la vacuna frente al Haemophilus Influenzae (bacteria causante de dos infecciones graves como la meningitis y epiglotitis, entre otras) y al virus del sarampión al calendario vacunal, la reducción de patologías respiratorias por estos gérmenes en menores se ha reducido considerablemente. La vacuna antigripal y la vacuna frente al neumococo, que recientemente se ha incorporado al calendario vacunal de la Junta de Andalucía, va a suponer cambios que ya se están evidenciando”, afirma el doctor Anselmo Andrés.

Respecto al tabaquismo pasivo los datos son preocupantes. Según el estudio de la salud respiratoria en niños escolares con antecedentes de prematuridad y displasia broncopulmonar (DBP) -enfermedad pulmonar obstructiva crónica severa característica en niños prematuros, elaborado por la sección de Neumología Pediátrica del Hospital Virgen Macarena de Sevilla- en el 34% de los hogares de niños prematuros con DBP se fumaba. Este porcentaje era del 59,3% en hogares de prematuros sin DBP y del 42,3% de los hogares de niños asmáticos.

El doctor Anselmo Andrés Martín destaca que “la edad condiciona la patología respiratoria y, muchas veces, la evolución de una enfermedad concreta es diferente según su edad de inicio”. Así, “los recién nacidos prematuros que tienen patología respiratoria en las primeras semanas de vida, en los años posteriores pueden seguir manifestándose como infecciones respiratorias recurrentes, bronquitis de repetición y limitación de la capacidad funcional respiratoria, como patologías más frecuentes o fundamentales”, analiza el doctor Anselmo Andrés.

En los lactantes y preescolares suelen ser muy habituales los cuadros agudos de bronquiolitis, que actualmente se puede prevenir mediante el uso de anticuerpos monoclonales en la población de riesgo durante el periodo invernal; neumonías, motivo de ingreso frecuente en los servicios de pediatría, y las sibilancias recurrentes (sonido sibilante en la respiración) -casi un 30% de los menores de 3 años-. Estas sibilancias recurrentes desaparecen en torno a los cinco años, en la  mayoría de los casos. A partir de los 5-6 años, aproximadamente el 10% de la población infantil presentan síntomas asmáticos que suelen evolucionar hacia el asma alérgico.

El doctor Anselmo Andrés destaca que parte de la alta incidencia de infecciones respiratorias recurrentes tiene relación con la asistencia precoz a guarderías, un sistema inmune inmaduro y el tabaquismo de los padres. “En los 2-3 primeros años de vida, los niños sufren numerosas infecciones respiratorias que contribuyen a que su sistema se desarrolle. En algunas circunstancias, y en niños con patologías concretas, podría ser aconsejable retrasar la asistencia a guarderías -si es posible- hasta los dos años ya que, en ciertos casos, podría ser beneficioso, especialmente en la época de otoño e invierno”.

“En la adolescencia la problemática se suele centrar en cumplir con la medicación en el caso de padecer asma y la existencia de un tabaquismo activo”, según el doctor Anselmo Andrés, quien también menciona “la fibrosis quística como enfermedad pulmonar crónica que puede afectar a  cualquier edad pediátrica o las complicaciones respiratorias secundarias a patologías de base neurológicas, cardíacas o digestivas, entre otras”.

Tendencia de la neumología infantil

El doctor Anselmo Andrés destaca los avances en el control de enfermedades que ha repercutido directamente en la calidad de vida de los menores con patologías como asma o fibrosis quística, reduciendo considerablemente sus ingresos en los últimos 15 años.

Además, gracias a los métodos de diagnóstico molecular se están identificando nuevos agentes en la etiología de la bronquiolitis infantil como rinovirus, metaneumorius o bocavirus, que permiten evitar su evolución posterior hacia cuadros agudos con la aparición de sibilancias recurrentes.

“Se han producido avances tecnológicos importantes, muchos de ellos heredados de la neumología de adultos; se ha incorporado nueva savia a la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) y NEUMOSUR está estrechando lazos con los neumólogos infantiles, al igual que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), mejorando el desarrollo científico y profesional de la neumología infantil y garantizando un futuro prometedor”, concluye el doctor Anselmo Andrés Martín.

Volver